Regeneración ósea

Objetivo recuperar

¿Qué es la regeneración ósea?

Cuando hablamos de regeneración nos referimos a recuperar un tejido que se ha perdido. Por tanto, lo primero que hay que hacer es conservar y de esta forma evitaremos la regeneración. Hay casos en los que por distintas razones se ha producido la perdida del diente y si se ha perdido tejido tenemos que intentar recuperarlo.

¿Por qué hay que regenerar?

Cuando se pierde uno o varios dientes, los tejidos q lo rodean, es decir la encía y el hueso se pierden si no hacemos nada para evitarlo. Hay un principio biológico por el que los tejidos existen mientras haya función y a la que no existe ésta, los tejidos se atrofian, desaparecen.

En la boca ello sucede con los tejidos q rodean al diente, el hueso y la encía. Cuando perdemos una pieza, en pocos meses vemos como el espacio se reduce porque el hueso alveolar, que es el que rodea al diente y cuya función es mantenerlo en su sitio, se reabsorbe rápidamente cuando falta la pieza. Ese es el motivo por el que, a las personas portadoras de prótesis completa, cuanto más tiempo pasa más se va reduciendo la encía y peor va la prótesis, especialmente la inferior.

¿Siempre hay que regenerar?

En principio sería lo ideal, sobretodo por dos motivos:

Estético, especialmente a nivel anterior. Imaginemos que perdemos un incisivo (una “pala”) de la parte superior. Si no hacemos nada, en poco tiempo se perderá volumen, por lo que cuando se intente reponer el diente una vez se haya cicatrizado, inevitablemente la pieza será más larga y habrá una depresión en la encía.

Funcional: para mantener el hueso y posteriormente poder tener suficiente cantidad para que al reponerlo con un implante, quede totalmente rodeado de hueso.

¿Qué es la preservación de cresta?

Como hemos comentado, cuando se pierde el diente debemos hacer algo para que no se produzca la temida reabsorción. La encía crece de forma mucho más rápido que el hueso, por lo que debemos utilizar métodos de barrera para impedirlo y darle tiempo al hueso de nuestro organismo a que se pueda regenerar. Los materiales que se utilizan son  dos principalmente membranas e injerto de hueso.

¿Qué es una membrana RGT?

RGT son las siglas de Regeneración Tisular Guiada. Como hemos dicho en el apartado anterior va a ser una barrera que va a impedir que la encía invada el espacio dejado por el diente después de la extracción.

¿Qué son las membranas?

Su nombre se debe a que sirven para separar dos medios, son una capa de un material que se interpone entre el hueco del diente en el hueso que queda después de la extracción y la encía que rodeaba al diente y que va a intentar llenar dicho hueco. Esta membrana va a servir para dar tiempo al hueso a curarse y así mantener el volumen.

¿De qué están hechas las membranas?

Hay varios tipos, dependiendo de la procedencia y el material de que está hecho.

Podemos dividirlas en dos grandes grupos. Reabsorbibles y no reabsorbibles.

Membranas Reabsorbibles:

Tiene la gran ventaja de que se reabsorben por si solas, es decir no es necesaria una segunda intervención para retirarlas.

Las más utilizadas hoy en día son de tejido conectivo y son de animal, sobretodo de vaca, cerdo y también caballo. Dichas membranas se tratan para quitar todos los posibles antígenos y así evitar el efecto rechazo.

Dependiendo del tiempo que queramos que dicha membrana tarde en reabsorberse tendrá un origen u otro y su indicación dependerá de cada caso en particular.

Dentro de este grupo se incluiría las PRF. Las siglas vienen de membrana de fibrina rica en plaquetas. Se obtienen por un centrifugado de la sangre del propio paciente y por este método se eliminan aquellas partes de la sangre que no se necesita. Tienen menos efecto barrera pero la ventaja es q son del propio paciente y sirven sobretodo para la regeneración de los tejidos blandos.

Membranas no reabsorbible:

Tiene mayor efecto barrera y por su composición al ser más rígidas, permiten crear espacios de forma más predecible para que se forme hueso debajo.

Se suelen fijar con chinchetas al hueso y deben ser retiradas.

Pueden ser de distintos materiales, los principales son de Titanio y las de PTFE ( politetrafluorentileno ), es un polímero sintético con buenas condiciones y que tiene la ventaja que no debe cubrirse totalmente por encía, con lo puede evitar tener que hacer colgajos con desplazamiento.

¿Qué pasa cuando se ha perdido mucho hueso?

Dependiendo del tiempo que haya transcurrido desde la extracción, de la causa y forma de dicha extracción y de cada paciente nos podemos encontrar con perdidas importantes.

Si la zona no es estética y hay suficiente hueso como para poder poner implantes, no hay problema y los defectos los compensaremos con la prótesis. El problema es cuando no hay suficiente hueso o es una zona estética.

Aquí entonces lo que tenemos que hacer es aumentar la cantidad de tejido para intentar recuperar lo perdido, es decir REGENERAR.

Los instrumentos de que disponemos son los mismos, es decir injertos de hueso y membranas.

Cuando son grandes defectos, sobretodo en altura, muchas veces es necesaria el injerto de un bloque, que como siempre puede ser del mismo paciente, en este caso si puede ser de la región oral mejor, de banco, de animal o sintético.

Son casos de una gran complejidad y que necesitan de varias intervenciones hasta conseguir un buen resultado. Normalmente sobre la zona injertada no se puede realizar presión.

Seguramente en un futuro y mediante la utilización de células madre y factores de crecimiento se conseguirá regenerar, pero actualmente aún no es posible ni factible económicamente.

¿De dónde procede el hueso que se utiliza para rellenar?

Hay tres grandes grupos:

-Hueso de origen humano. Puede ser del mismo paciente o de banco (de cadáver)

-Hueso de origen animal. Suele ser de vaca. La presentación suele ser en forma de polvo, con distintos tamaños de partícula o en forma de bloques que se adaptan a la forma del defecto.

-Hueso sintético. Está formado por los compuestos que forman parte del hueso normal. Hidroxiapatita y fosfato tricálcico.

Debemos tener en cuenta que este material sirve de matriz para que el hueso del paciente se forme sobre él e idealmente se vaya reabsorbiendo progresivamente.

¿Qué es la elevación del seno maxilar?

Cuando se pierden las piezas de la parte posterior del maxilar superior, premolares y molares, es frecuente que falte hueso, ya que el cráneo no es macizo, existen unas zonas huecas que son los senos maxilares y cuyo tamaño y disposición varia en cada paciente. Con la edad suelen aumentar de volumen (pneumatización). Cuando se tienen que poner implantes en esa zona muchas veces nos encontramos que no hay suficiente altura de hueso.

Para solucionarlo se puede utilizar esta técnica que consiste en, previo TAC para saber exactamente la cantidad de hueso que queda, se coloca hueso entre la membrana sinusal, que tapiza todo el interior de los senos y el hueso que forma parte del proceso alveolar del maxilar, con el fin de engrosar esa zona y poder colocar los implantes.

Hay dos formas de realizar la técnica según el acceso al seno.

Técnica de acceso lateral .

Se realiza una ventana por encima de la zona a tratar y se deposita el hueso. Es muy importante que no se perfore dicha membrana, ya que si no la técnica no se puede realizar.

La cantidad que se puede aumentar es mayor que la de la otra técnica. Hay que esperar unos meses a que ese hueso se consolide. A veces y dependiendo del hueso remanente los implantes se pueden colocar en la misma sesión en la que se realiza la elevación.

 

Técnica de acceso intracrestal

Se accede desde dentro de la boca, normalmente se trabaja a través de la perforación que se realiza para colocar el implante.Es menos traumática, pero también es menor el aumento que se puede conseguir.Igualmente no se puede perforar la membrana para poder realizar el aumento.

Conoce alguno de nuestros casos

Reserva tu primera visita

¿Dónde quieres visitarte?
¿Tienes preferencias de horario?
¿Cuál es el motivo de la visita?
Ver información de privacidad

Te informamos que los datos que de carácter personal que nos proporcionas serán tratados por Clinica Valbos SCP. como responsable de esta web. La finalidad es para enviarte mis publicaciones, noticias, vídeos, cursos, así como promociones de productos y/servicios (prospección comercial). Tu legitimación se realiza a través de tu consentimiento. Debes saber que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de nuestra plataforma de email marketing MailChimp, (más información de la política de privacidad de Mailchimp). Podrás ejercer tus derechos acceso, rectificación, limitación y surprimir los datos en info@valbos.com. Para más información consulta nuestra política de privacidad.