Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Blanqueamiento dental

El blanqueamiento es una demanda  frecuente, ya que muchas veces   el color de nuestros dientes no nos satisface. Con la edad los dientes se van oscureciendo ya sea por manchas como las del tabaco, vino, te o café o por un proceso de envejecimiento. Si a ello le sumamos algunas coloraciones debidas a medicamentos (tetraciclina sobre todo), a dientes desvitalizados o a colores de dientes oscuros per se (como el de los ojos, cabello, etc…), no es de extrañar la voluntad de blanquear dichos dientes.

Métodos para cambiar el color de los dientes

  • Conservadores. En este grupo tendríamos los blanqueamientos. No son agresivos pero son menos previsibles y duraderos. Son los de primera elección. La duración del blanqueamiento está en función de la dieta que se siga, hábitos como fumar…
  • No conservadores. Aquí tendríamos las carillas y coronas de recubrimiento total. Aquí la principal ventaja es que podemos escoger el color y son cambios permanentes, pero en contra tienen que hay que tocar el diente, aunque sea mínimamente como en el caso de las carillas.

Es importante conocer de forma básica la composición de nuestros dientes para así comprender mejor las alteraciones que les pueden afectar. En primer lugar el color depende de la composición. La corona del diente, q es la parte del diente que se ve, está compuesta de fuera a dentro por:

  • Esmalte
  • Dentina 
  • Pulpa

¿Qué es el esmalte?

Es la capa más externa, muy dura (es el tejido más duro del organismo) debido a su poco contenido en agua y materia orgánica y gran contenido en minerales, principalmente Hidroxiapatita, pero a la vez muy frágil y que debe sus excelentes características mecánicas gracias a su íntima relación con la dentina.

Tiene la característica de ser translucido, es decir que deja pasar la luz, por lo que el principal responsable del color será precisamente la dentina. Dicho de otro modo, por muy blanco que sea, si la capa subyacente es oscura, el resultado final será oscuro. Cuando ponemos capas opacas para tapar dicho efecto, el diente pierde la naturalidad.

El sustituto artificial más parecido por sus características mecánicas es la cerámica.

El grosor del esmalte varía a lo largo de la corona siendo mínimo cerca de la encía (por eso esa zona siempre es más amarillenta) y máximo a nivel oclusal (zona de corte y masticación).

¿Qué es la dentina?

Es la capa colocada justo por debajo del esmalte, de más contenido en agua y d proteínas por lo q le da más elasticidad al diente. Tiene terminaciones nerviosas, por eso cuando el esmalte desaparece o es muy delgado aparece la sensibilidad

Es más gruesa y por tanto es la principal responsable del color del diente (recordemos que el esmalte no es opaco y deja ver el color que tiene por debajo).

El sustituto artificial más parecido mecánicamente sería el composite.

¿Qué es la pulpa?

Sería el tejido más interno y es blando. Está formado por vasos y terminaciones nerviosas y es la responsable del crecimiento del diente, de su sensibilidad y también del dolor cuando ya sean por estímulos fisiológicos como el frío, calor, dulce o la presión llegan hasta ella o cuando los estímulos sean patológicos, ya sean infecciosos como la caries o por traumatismos, como por ejemplo en una caída.

Con la edad se va calcificando y en adultos puede llegar prácticamente a desaparecer.

¿Contiene la pulpa dentaria células madre?

Según estudios Es rica también en células madres, sobretodo en dientes temporales y cordales jóvenes (muelas del juicio que lleven poco tiempo formadas). Se cree que en un futuro dichas células madre podrían utilizarse para obtener distintos tejidos al ser pluripotenciales. Desgraciadamente estamos lejos aún y la conservación de dichos tejidos para una probable utilización requiere de unas técnicas especiales (conservación inmediata en nitrógeno líquido y traslado para la extracción de dicha pulpa y crio-conservación (conservación a muy bajas temperaturas durante años en bancos especiales) con costes muy elevados.

¿Qué tipos de coloraciones existen?

El color de nuestros dientes es sin duda una de las mayores preocupaciones estéticas de nuestros pacientes.

Las alteraciones del color tienen distintas causas, es importante una buena historia clínica para saber la causa y poder actuar sobre ella.

Podemos dividirlas en 2 grandes grupos:

  1. Externas o extrínsecas: Son principalmente manchas que se depositan en la parte externa de nuestros dientes y que tienen muy buen pronóstico. Con la limpieza profesional (tartrectomía)desaparecen en su gran mayoría y por tanto siempre es el tratamiento de elección para tratar las alteraciones del color.Dependeran de la dieta y de los hábitos del paciente.
  2. Internas o intrínsecas: Son aquellas que se producen durante la formación del diente y por tanto forman parte de su estructura y NO se pueden eliminar mediante la tartrectomía. Son agentes que actúan en etapas tempranas cuando el diente se está formando principalmente de la dentina como es el caso de las tinciones por tetraciclinas.

Sea cual sea la causa nuestro objetivo va a ser conseguir un blanqueamiento de los dientes.

Dependiendo de la causa y del grado emplearemos un método u otro

Tratamiento blanqueador

Normalmente realizamos el blanqueamiento de la parte superior para que el paciente pueda ver el cambio de color, con respecto a la arcada inferior. Da un refuerzo positivo tanto al paciente como al especialista, de que las cosas están yendo bien.

Arcada superior blanqueada

El blanqueamiento es un tratamiento sencillo, que se hace de forma ambulatoria, en casa.

En clínica dental Valbos Mollet hemos probado la mayoría de sistemas y desde hace años hemos escogido el tratamiento que se hace en casa, durante un mínimo de 2 horas al día. Suele dar muy poca sensibilidad y se obtienen muy  buenos resultados.

Previamente, se hace una buena revisión, descartando caries, fisuras..

Para que funcione bien es básico una buena confección de las férulas  con un buen sellado a nivel gingival para  que el gel  esté bien retenido dentro de la férula y no afecte a tejidos blandos. También es importante una buena adaptación de las férulas en las que se va a depositar el gel blanqueante, un buen ajuste  y sobre todo, es de vital importancia la dieta que se sigue durante el tratamiento. Hay que evitar las comidas y bebidas coloreadas, ya sean naturales o artificiales. En especial el café, el té,  el chocolate, el vino tinto y el tabaco

En ValBos blanqueamos tus dientes

También te puede interesar

Reserva tu primera visita

¿Dónde quieres visitarte?
¿Tienes preferencias de horario?
¿Cuál es el motivo de la visita?
Ver información de privacidad

Te informamos que los datos que de carácter personal que nos proporcionas serán tratados por Clinica Valbos SCP. como responsable de esta web. La finalidad es para enviarte mis publicaciones, noticias, vídeos, cursos, así como promociones de productos y/servicios (prospección comercial). Tu legitimación se realiza a través de tu consentimiento. Debes saber que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de nuestra plataforma de email marketing MailChimp, (más información de la política de privacidad de Mailchimp). Podrás ejercer tus derechos acceso, rectificación, limitación y surprimir los datos en info@valbos.com. Para más información consulta nuestra política de privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad